martes, 27 de octubre de 2015

Delirium Tremens

Tengo abstinencia. Es mejor reconocerlo que pretender ocultarlo.Quiero saber de él, saber cómo está. No es que de buenas a primeras ya dejó de interesarme...
Por otra parte sé que no me quiere, no me quedan (muchas) dudas. Prácticamente intento encontrarle justificaciones/excusas para su tan fácil ausencia.. Digo, que nunca pise el palito de la curiosidad como taaaantas veces lo pisé yo... Quizás sólo para que mi ego no se resienta, quizás para dejar un espacio a la duda..
... No puedo hablarle, ya es una cuestión de conciencia de amor propio. No puedo seguir poniéndome en la posición de "hace conmigo lo que quieras"; ya lo hice demasiadas veces, hasta la última que fue como el súmmum de idiotez ... Merezco un reconocimiento en el libro Guinness de los récords!
La pregunta que me hago todos los días es: "por qué a pesar de todo..."
~sigo creyendo
~sigo esperando
~me sigue importando
~sigo deseando
... ¡¿Por qué?!

¿Por qué me cuesta tanto *ESTE* final y no otros..? ¿Por qué me empeño en dejar una puerta abierta? ¿Qué mambo no estoy pudiendo resolver yo?

Me trato de autoconvencer que esto probablemente sea lo mejor y que ya es hora de avanzar a otros lados, otras aventuras, otras historias ... sin embargo, me autoboicoteo. Lo sé y lo reconozco. No quiero estar con otra persona, no quiero otras cosas, no quiero. Negación.

Creo que el mayor inconveniente es la frustración. La sensación de haber llegado a una puerta y no haberla podido cruzar, probar y concluir que no funcionamos juntos. Quizás, y es hasta muy probable que no hubiéramos funcionado juntos, pero esa duda sin despejar es -creo yo- lo que más me aferra. Quizás tampoco sea tan así y "a pesar de todo" hubiese intentado todas las maneras creativas e inimaginables para lograr que funcione infinitamente por los siglos de los siglos... Supongo que tener una personalidad tenaz y persistente no ayuda en estos casos. Si fuera más de teflón hasta simplificaría muchísimo las cosas. Poder decir: "ya está, sinceramente no me interesa más" y como si nada, irme, chau, acá no pasó nada. No mirar atrás.

Llego siempre a la misma conclusión: racionalmente entiendo todo... pero no voy a encontrar ahí la solución.
Sigo insistiendo en que el problema es el deseo. En parte también involucra mis miedos. Todos sabemos que cuando satisfacemos un deseo inmediatamente uno se siente insatisfecho y empieza a desear otras cosas, el eterno inconformismo. Miedo, en cuanto a no querer que ese deseo se agote en sí mismo. De todos modos, no se aplica a este momento porque el deseo permanece insatisfecho.

En la sincronicidad irónica de la vida, en el medio de estos análisis racionales y viendo una serie que me recomendó "para entenderlo", me detuve en esta frase que vino a dar con el quid de la cuestión:

"In order to do that [achieve Enlightenment], certain truths must be accepted.
First and foremost, suffering is unavoidable.
Secondly, you must understand suffering is caused by craving. Humankind desires relief in ways that ultimately do not satisfy the soul.
The third and final truth is that inner peace is possible but humankind suffering won’t end until we learn how to stop our desire.
"

Sería algo así como:
"Para lograrlo [conseguir la Iluminación], ciertas verdades deben ser aceptadas.
Primero y ante todo, el sufrimiento es inevitable.
En segundo lugar, debe entender que el sufrimiento es causado por el deseo. La humanidad desea alivio en formas que en última instancia no satisfacen al alma.
La tercera y última verdad es que la paz interior es posible, pero el sufrimiento de la humanidad no terminará hasta que aprendamos cómo detener nuestro deseo".

Tan, pero taaan sencillo como eso (!)


... Uróboros....






  



No hay comentarios:

Publicar un comentario

no me peguen, soy giordano!...