miércoles, 25 de marzo de 2015

Re-volviendo

Hace un tiempo ya que vengo pensando en retomar este espacio, con mis (persistentes) ganas de escribir, como ahora. No con un horizonte prefijado. Todo lo contrario. Más bien como un náufrago a la deriva. Dejando que la corriente (me) fluya.

... Calculo que eso fue lo que principalmente me demoró a finalmente sentarme a hacer exactamente lo que estoy haciendo ahora, en el escritorio, con una taza de coca a mi lado, sí, taza, porque uso una de café para servirme una gaseosa, un cenicero sucio, papeles abarrotando lo que quisiera ser una fortaleza y no es más que la incapacidad de encontrar un lugar para cada cosa y la inhabilidad de desprenderme de lo que ya no me sirve. Pppfff!
No puedo dejar de preguntarme la típica: ¿a quién le va a importar? Otro montón de palabras apiladas sin sentido claro.. Hasta que descubro a mi fiel lectora, la incondicional, la que nunca me abandona para bien o para mal, a sol y a sombra y más frases trilladas habidas y por haber: YO.
Hasta (lu)ego.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

no me peguen, soy giordano!...